SOL-EDAD: La edad del Sol

En algún momento hemos de darnos cuenta que toda nuestra vida personal, familiar, social y cultural, todo, es una ilusión.

Siempre hemos estado solos.

Nacer es soltar la verdad de ser UNO, para vivir el sueño de lo diverso, lo múltiple y del relacionamiento…

En el sueño de lo variado y lo distinto, cada uno de nosotros está llamando a crear un personaje, el suyo propio. Elaborarle un guión, estudiarlo, analizarlo, interpretarlo, aprendérselo de memoria, practicarlo, ver la vida a través de él…

Pero en todo este proceso y en medio de tanto personaje, cabe preguntarse…

¿Quién soy yo?

El juego de la vida es el resultado de los roles surgidos entre padres e hijos, parientes y extraños, maestros y alumnos, amigos y enemigos, en el que cada uno se identifica, va tomando partido y termina definiéndose y encasillándose…

Pero un día nos damos cuenta de algo inevitable e indiscutible: yo soy tú, y tú, y… así con cada personaje que se cruza en nuestro camino en el drama de la existencia. Somos familiares y ajenos junto con los amados y los odiados…

Todo lo que percibo y creo entender, no son más que las infinitas proyecciones y los interminables reflejos de un único mí mismo.

Cada pregunta de las con las interminables posibles respuestas; los maestros y los discípulos, los iguales y los distintos, los sabios y los necios, los hombres y las mujeres,… todo,…todo, son aspectos de YO MISMO.

Y vine solo, nací solo y estoy solo..

Tal vez esa sea la razón para haberme inventado a los demás:

para tener con quién conversar o, con quién oírme; por quién luchar y a quien amar, es decir a mi mismo…

Yo genero las guerras y, también la paz…

Los opuestos son: mi portada y, por supuesto, la contraportada..

Y en qué se relaciona esto con las redes sociales?

En ellas se nos muestran ahora, no sólo todos los extraviados y confusos sino a tantos iluminados que es preciso seguir para resolver el día a día: maestros de revista, sabios de YouTube, influencers con sus seguidores. Todo se consideran orientadores y consejeros y…mientras tanto, el Sol, de cada amanecer, se mira en el espejo de la galería de tus personajes y parece decirte hasta cuándo van tus actuaciones? Qué papel o guión no has representado o precisas integrar para cerrar el ciclo de la comedia o del drama?

«Ahora ya es momento de comprenderlo. Te toca a ti el turno de la verdad».

La lección del día, el paso de hoy es el tuyo. La palabra a reflexionar, en esta oportunidad te corresponde ponerla a ti. La inspiración para despertar a la consciencia aquí y ahora es cosa tuya.

Así que en el paso 19, en la edad del sol, en la soledad…

!Ilumina tus propios pasos!

Y más que aconsejar, avanza, porque el camino no ha terminado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: