Día 20: Quinto, en Colombia, de la novena de Navidad.

En la pelvis y en la cadera se encuentra el centro motor, el lugar de protección, de fuerza y poder personal. Se le duele denominar de múltiples formas según los lenguajes históricos: el Tan Tien, el Océano de Energía del Chi, el Swadistana Chakra, la energía sexual, emocional y de supervivencia o, también la capacidad renal regeneradora; todo ello atribuido a nivel astrológico a Plutón.

De otro lado, me voy a permitir ocuparme del llamado «Juicio Final», entendido como la conclusión lógica de todo proceso temporal. Esto quiere decir que: Todo lo que empieza tiene que acabar y, de este modo, cada final es, al mismo tiempo, el principio de otra cosa.

Los humanos de una parte, pretendemos hacer cosas inmortales, olvidando que ellas son movidas por las sombras de nuestro EGO que busca lograr la permanencia, pero, al mismo tiempo, la vida nos muestra la transitoriedad de lo que acontece en la forma, incapaz de prolongarse significativamente. Así las cosas, la conclusión posible consiste en afirmar que, lo único permanente, es el cambio.

De manera que cabe formular: para qué la fuerza personal y qué sentido tiene que se ubique corporalmente en el SACRO?

Cada órgano tiene sentido, ya que se encuentra interconectado con la totalidad corpórea que es compleja y sistémica como el multiverso de galaxias. La fuerza de la cadera es para ascender por los 33 peldaños de la columna hasta alcanzar el Tercer Ojo, en el entrecejo, es decir llegar al la Revelación. Por ese motivo, hay que estar abiertos y participar de cuanta experiencia nos lleve a ese logro y, para esto, la transformación ha sido, es y seguirá siendo lo esencial.

Nada, «per se» en este plano de densidad es estático. La gente, las circunstancias, las relaciones y, por supuesto, nosotros mismos.

Los seres creados viven y desaparecen, mientras la vida como una gran red universal se sustenta y expande en continuidad. De esto es lo que nos debemos dar cuenta y, por esa misma razón, aceptar las distintas fases de la metamorfosis en nosotros mismos, sin que deba implicarnos sufrimiento, desasosiego y menos aún ansiedad.

Qué necesitamos para poder llevar a cabo este reto maravilloso? Nos basta un espejo. Sí, nada más y ese el

OTRO, ya que las claves nos las brindan las relaciones. Los demás cambian y nos hacen ver que nosotros, también vinimos a cumplir con ello.

Por eso lo más importante en este ejercicio son los vínculos, que también mutan y hacen que las relaciones con la familia, los compañeros de camino, los amigos, las personas del trabajo, del barrio, de la sociedad, así como con los representantes del Estado y la Religión no puedan ser fijas o inmutables.

A la personalidad egoica le cuesta soltar viejos afectos, junto con la idealización de las historias recreadas y las personas admiradas, pero la vida nos hace ponernos en pie y asumir el camino hacia lo desconocido.

Esto es indefectible y no evadirlo es lo que le proporciona sentido a la más grande aventura como es vivir: probar todo, degustar cada situación y mensaje a través del experimentar cuanto acontezca como herramienta. Sólo así también es de obligado reconocimiento aceptar que:

Cuando lo viejo se va, se genera un vacío que denominamos profundo. Sin embargo, dicha

manifestación es el abono indispensable para una fértil existencia. Algo nuevo surgirá. Siempre emerge algo nuevo porque la vida es continua…

La lección, por tanto, es simple…se trata de FLUIR…

Acepta lo que llega, deja ir lo que se va y relaciónate con quien está a tu lado en cada instante.

Y, en medio de todo, ello recuerda:

Tú, y sólo tú, tienes el poder de pasarlo bien o, de pasarlo mal.

La realidad está ahí, no es una sentencia, sino un conjunto de oportunidades y posibilidades..

¿Las sabrás ver?

Es tiempo que la LUZ DE LA VERDAD, nazca en nuestros corazones y qué mejor ocasión que la llegada del solsticio en los 2 hemisferios del Planeta para recordarlo. Preparémonos para ello.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: