Día 22: Séptimo, en Colombia, de la novena de Navidad


Danza con la VIDA, como un derviche ebrio de Dios.

Libérate, al fin y por respeto profundo con tu Ser, de los esquemas y mandatos tanto sociales como culturales muchas veces recogidos en normas y vuelve a inventar el mundo, tu mundo, tu realidad y tú VERDAD… 

Crea tu propio movimiento y, con él tú sentir y expresión. Forja tu canto, como el de las estrellas infinitas y haz de la aurora boreal tu manto, sueño de un dios hecho carne y habitante de la Tierra, en el juego infinito de la recreación. 

El solsticio ha llegado y su mensaje invernal, en el norte, y veraniego en el sur, bajo el signo Capricornio nos recuerda subir a la cima y alcanzar la integridad de vida. Por ello es el preludio de la Navidad religiosa, cultural y familiar. Momento para unirse y conectarse con los agrados y desagrados como es la mezcla ecuánime de estoicismo y hedonismo; sobriedad y placer; en última instancia de lo Sagrado y lo Profano en la cotianidad del acontecer. Por ello, es válido recrear una imagen sugerente como es la de pasearse con el perro al borde del barranco. Esto quiere decir, aferrarse a un solo pie, mientras se tiene el otro, en cambio, al viento.  

Con base en esto cabe recordar que, pasada la Noche Buena, solo resta una semana para dejar el año 2021 y lanzarse a abrazaral 2022. 

En el escenario un pie aferrado a la pandemia, los problemas económicos, los desastres naturales, los conflictos sociales, la violencia, las revoluciones, la manipulación de masas, la corrupción política e institucional, en última instancia un viejo sistema que se desmorona y está a punto de colapsar.

Niñ@s que nacen, personas mayores que mueren. 

Viejas religiones que se resisten a cambiar, nuevas, que emergen.

Necesidad de aislarse de una humanidad enloquecida… 

¿Dónde encontrar el tesoro de la soledad con 8.000 millones de humanos generando basura y residuos de todo tipo por el consumismo? 

Del otro lado, con el otro pie al viento, sobre el orden del precipicio que nos invita al impulso innegable de juntarnos, encontrarnos, de socializar, abandonar el adoctrinamiento y los miedos que trae consigo y, a cambio bailar hasta el amanecer… 

¿Cómo lidiar con tanta contradicción, con tanta incoherencia? 

Única respuesta posible: abrazando la totalidad, olvidando la comodidad, pidiendo disculpas por molestar, buscando en tú interior la puerta al infinito.

Nada nuevo, éste no es el mejor momento de la historia humana, ni tampoco el peor, es el tiempo de los creadores y genios. Ha llegado el momento del ingenio y de la gran oportunidad para celebrar el eterno juego del ahora.

No compares nada, no es ayer y tampoco es mañana. Sencillamente es hoy, con lo que trae, con lo que hay, con lo que la vida impulsa a descubrir y el poder de cambiarlo todo, desde el propio interior, en lo sencillo, como quien cuenta con un atillo con lo mínimo, un paisaje por crear sin estar condicionado por nada y que puede dar lugar, tanto a lo máximo y a lo peligroso; lo sublime y lo incierto en interacción; lo mágico, el misterio en estado puro permitiendo que acontezcan las infinitas posibilidades que este océano solo tienes que recordar esto.. 

¡Nada está perdido!, ¡Todo por ganar!, ¡Ahora mismo empieza el juego!, ¡Es tú tiempo! 

¿Listo para el viaje?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: